Dieciseis novenos

- Actualidad del mundo del cine

Dieciseis novenos

La Conjura del Escorial (E. Garnelo)

Intrigas en la Corte de Felipe II

Elías Garnelo
martes, 23 de septiembre de 2008, 18:12

Tras el respiro después de la moda de los últimos años en la que las películas de género histórico han cobrado protagonismo en las grandes pantallas, el director andaluz Antonio del Real ha decidido apartarse del género cómico al que ya estaba acostumbrado, para recuperar un pasaje de la época dorada de nuestra historia. Así, invirtiendo un presupuesto nada desdeñable de 14 millones de Euros y rodeándose de un reparto internacional, este ambicioso proyecto llamado La Conjura del Escorial se ha hecho un hueco en nuestras carteleras con la esperanza de que el público español sea benévolo y acuda a recordar parte de su historia.

La historia que se nos cuenta está ambientada en la España del Rey Felipe II, concretamente en el periodo en el que España estaba en plena lucha por hacerse definitivamente con Flandes. Allí, el hermano del rey, Don Juan de Austria, se hayaba en plena batalla por extender el imperio Español. El director de la película escoge este pasaje de la historia para narrarnos las intrigas que desde la Corte en España se tramaban entre el secretario Universal del rey, Don Antonio Pérez y la Princesa de Éboli, de la que se decía había mantenido relaciones con el rey. Con este caldo de cultivo se han construido algo más de dos horas de metraje, en las que se ha pretendido recrear el ambiente de conspiraciones típicas de los pasillos y las alcobas de la Corte Española del S XVI.

Para esta historia, del Real ha optado por actores de renombre internacional como Julia Ormond (interpretando el papel de la princesa de Éboli), Jason Isaacs (fantástico en su papel de Antonio Pérez), Fabio Testi o Anthony Peck, además de contar con parte de nuestra cantera como Juanjo Puigcorbé (Felipe II), Jordi Mollá, Blanca Jara o Pablo Puyol, entre otros destacados. La mayoría de los nombrados hacen buen papel en el film encarnando a sus respectivos personajes. Tal vez sobre quien haya querido llamar más la atención el director sea sobre el dúo formado por Ormond e Isaacs, los dos ejerciendo desde mi personal punto de vista un fantástico papel en el film, llevando gran parte del peso del mismo. Sin embargo, tal vez por un sentimiento innato (y sano) de orgullo patrio, son Puigcorbé y Mollá los que más me han convencido en sus papeles. Puigcorbé en su interpretación de Felipe II se mueve con el aire astuto y un tanto sobrebio propio de un rey conocedor de las intrigas de su corte, resultando más que convincente. Por su parte, Mollá interpreta a un Mateo Vazquez comedido en sus actos, pero capaz de empuñar un arma y usarla mientras da la extrema unción a sus víctimas. Otro acierto por parte del director.

Pero este no es el único punto a favor de la película. Es cierto que del Real no sólo ha sabido invertir bien su patrimonio escogiendo a los actores, sino que gran parte del mismo lo ha empleado para llevar a cabo una recreación lo más fiel posible de la España de la época, intentando no privarse ni del más mínimo detalle. Y por supuesto, eso en los resultados se nota. Es fácil creerse el papel de los personajes cuando el entorno que les rodea es tan veraz. El presupuesto invertido tanto en vestuario como en el maquillaje, ambientación y localizaciones desde luego ha dado el resultado esperado. Así pues, prepárense para vivir durante al menos los 130 minutos de la película en la España del S. XVI.

En cuanto al guión, sin embargo, me temo que no se puede ser tan optimista. Lo cierto es que se nota que el director se embarcaba en una empresa tan grande por primera vez. Aunque es cierto que la ambientación es excelente y los actores han sido escogidos con acierto, el guión muestra ciertas carencias que se hacen perceptibles incluso en la primera parte del film. Desde mi parecer, la acción que centra la trama de la película tarda demasiado en arrancar, tal vez por un excesivo intento del director en ambientar correctamente la historia. Igualmente el final de la obra no corresponde con una película de estas características. Cierto es que siempre resulta difícil saber dónde escoger el principio y el final de un relato histórico, pero el escogido por del Real a mi parecer cojea más que el mismo rey Felipe II. Además, esa narración en off al final de la obra resulta más propia de una historia de aventuras que de un relato histórico.

También he de confesar que por momentos he percibido una falta de madurez en el guión. La historia de amor de la morisca y el alguacil que se entrelaza con la trama principal resulta bastante cursi en su intento de reforzar el dramatismo de la narración, produciendo en los espectadores el efecto contrario al deseado. De esta forma no sorprende que en algún momento supuestamente de máxima intensidad emocional oigan alguna carcajada en la sala del cine. Y por último, a veces se notan los origenes cómicos del director, en escenas que vienen poco al caso, como podría ser la que protagonizan el alguacil y Mateo Vazquez, luchando mano a mano contra unos cuatreros como si de mosqueteros se tratase. No obstante, tambien es grato de vez en cuando algún momento de distensión en el film.

Otro factor que hace que esta ambiciosa película pierda puntos desde mi entender, es precisamente que al ser una obra rodada en la lengua anglosajona los doblajes de los personajes no acaben de resultar cómodos para el espectador español. Pero como no, esto, sin duda, resulta un mal menor. Esperemos que esas pretensiones de que la película sea vista en otros paises de habla no hispana cumpla las espectativas del director.

Con lo cual ya sólo me queda concluir diciendo que a pesar de los posibles fallos de la película, lo cierto es que se deja ver con bastante facilidad. No resulta ni demasiado espesa en su narración histórica ni se desvía demasiado de su objetivo original. Además, es de agardecer el esfuerzo del director por intentar arriesgarse con un producto de bastante más calidad que lo que hasta el momento había dirigido.

Yo les recomiendo esta película, ya que resulta, además de entretenida, curiosa de ver por la buena ambientación tanto de las localizaciones como de la época en general. Además, nunca está de más recordar un poco de historia de nuestro país. Sean o no asiduos del cine histórico, les aseguro que disfrutarán viendo este film.

 
imprimir  enviar 

Comentarios:

Escribe tu comentario

Usuario:

Comentario:

Código:

Captcha:

¿Dónde estoy?
¿Dónde estoy?

Estás leyendo el artículo "La Conjura del Escorial (E. Garnelo)" en Dieciseis novenos - Actualidad del mundo del cine

Estás dentro de la categoría Críticas.

Si te gusta, puedes suscribirte a nuestro sistema de RSS o añadirnos a tus marcadores.

Si te apetece puedes comentar el artículo.
Publicidad
 
© 2017 dieciseis-novenos.com | Buscamos redactores, ¿quieres participar? | Contacto | RSS | Creative Commons | Hemeroteca | powered by SUMMON press